El golpe a la "honestidad valiente"