Pelearse con los amigos y congraciarse con los enemigos