López Obrador y militares: el paso que falta