Hidradenitis supurativa: comprometiéndonos con el paciente