AMLO en Mérida: ruptura o certidumbre