Los meteoritos contienen toda la información molecular para el desarrollo de la vida