Asesinatos de jóvenes, al alza