Otra de periodistas, y algo peor