Luis Echeverría, 100 años de un legado oscuro y vigente