México atraviesa "una de las peores crisis" de derechos humanos en América, alerta Amnistía