La llama Olímpica no recorrerá las calles de Osaka debido al repunte de casos de COVID-19