Una mentira repetida mil veces…