Brasil pone en órbita su primer satélite de fabricación propia para vigilar desde el espacio la deforestación de la Amazonia