Estimulación cerebral con pulsos electrónicos, posible tratamiento contra depresión