Cuando sentirte mal no es tan malo: ¿Por qué no debes preocuparte si presentas ciertas reacciones a la vacuna COVID?