La NASA escudriña la cromosfera solar y obtiene un mapa sin precedentes del campo magnético del Sol