Solo se está derrotado cuando se decide dejar de luchar